Cada estación tiene una energía distinta y conecta, desde nuestra parte más instintiva, con unos arquetipos determinados. Conocer a fondo las energías de cada estación e integrarlas supone adquirir unos conocimientos muy antiguos, un sentir que esta sociedad, enmascarada en la luz y la fachada, nos pretende esconder.

Como mujeres, como mamíferas, estamos conectadas con los ritmos de la naturaleza de manera innata, pero muchas veces inconsciente. No conocemos lo que cada estación viene a enseñarnos, no conocemos lo que simboliza en nuestra memoria colectiva, no sabemos cómo aprovechar sus energías… En definitiva, estamos tan desconectadas de la propia naturaleza, la que vive en nuestros cuerpos (recuerda que lo que es adentro es afuera), que desconocemos totalmente que la Tierra que nos sustenta y nutre es nuestro reflejo.

En este taller  te introduciremos a la energía de la estación para que la integres y despiertes en ti. Conocerás lo que la primavera viene a enseñarnos y te ofreceremos claves prácticas para que puedas utilizar sus enseñanzas para tu propio beneficio. Accederás a la sabiduría que ya conocían nuestros ancestros, esa que está integrada en la naturaleza, y eso es lo que significa ser bruja, al fin y al cabo: La mujer que, experta en las energías del ciclo de la vida, es capaz de transmutar sus heridas, sanarlas y hacerse sabia a través de ellas.

Este taller está preparado para realizarse de manera autónoma y a tu propio ritmo.