Crianza ancestral: Lo Sagrado no es tontería

Crianza ancestral: Lo Sagrado no es tontería

Siento una profunda necesidad de cuidar mucho mis palabras y mis actos, desde que Lúa está conmigo. No es que antes no la tuviera, pero ahora se ha multiplicado por cuatro, por lo menos. Ella se fija tanto en mí… Que a veces hasta me da miedo. Hace unos meses empezó a coger su peine y a peinarse cuando yo lo hacía. Después de lavarme las manos, ella se ponía de puntillas con los brazos estirados y me pedía que se las lavara a ella, igual, en el lavamanos. Cuando abro mi armario […]