No son peores personas que yo

No son peores personas que yo

Perdóname. -Bajo la cabeza y se me llenan los ojos de lágrimas. -Perdóname. No he podido traerte a un lugar mejor. Regalarte un sitio seguro en el que crecer, vivir, desarrollarte, ser completamente feliz. Perdóname. ¿Sabes? Los terroristas que ayer atentaron en nuestra ciudad, en ese lugar común para nosotras, conocido, en casa, no son peores personas que yo. Lo siento profundamente así, tan adentro, ¡un dolor tan profundo! No son peores personas que yo porque, ya lo sabes, […]