Una vez atravesamos Samhain (Halloween) hemos traspasado el Portal Oscuro de la Rueda del Tiempo y nos hemos adentrado, ahora ya sí que sí, a la parte más fría y oscura del año. De repente, no solamente hace más frío, sino que además la noche llega antes, los días se acortan, las energías del “estar hacia afuera” escasean, y nuestra naturaleza cíclica nos grita reposo, mundo interior, sabiduría, profundidad, alquimia.

Esta es la voz de nuestra Anciana Sabia o Bruja, la que vive dentro de cada una de nosotras y va despertando poco a poco, una vez atravesado este Portal, y que estará más viva que nunca en nosotras durante todo el invierno.

Las energías del invierno corresponden a las de la Anciana Sabia o Bruja, que al mismo tiempo son las de la menstruación, la menopausia y la luna nueva. Estas energías, en todos los casos, corresponden a tiempos para la quietud, la hibernación, el sueño. Para retirarnos del mundo exterior y conectar con el mundo interior más profundo.

Es importante tener las ideas claras y conocer algo básico como son las correlaciones, para comprender a grosso modo de qué estamos hablando. En este #Post os las enseñaba y, ahora, de nuevo, os las vuelvo a recordar:

Las 4 fases del ciclo menstrual en correlación con el arquetipo de mujer que representan son:

# Fase menstrual/arquetipo de la Bruja o Anciana.

# Fase preovulatoria/arquetipo de la Virgen o Doncella.

# Fase ovulatoria/arquetipo de la Madre.

# Fase premenstrual/arquetipo de la Chamana o Hechicera.

 

Las 4 fases del ciclo menstrual en correlación con la etapa de la vida de la mujer:

# Fase menstrual/Mujer en la menopausia.

# Fase preovulatoria/Niña antes de la primera menstruación.

# Fase ovulatoria/Mujer a partir de la primera menstruación.

# Fase premenstrual/Mujer adulta, que pasada su juventud está en la madurez de su vida.

 

Las 4 fases del ciclo menstrual en correlación con la Luna:

# Fase menstrual/Luna Nueva o Oscura.

# Fase preovulatoria/Luna Creciente.

# Fase ovulatoria/Luna Llena.

# Fase premenstrual/Luna Decreciente.

 

Entonces, ¿cuáles son los temas estrella de esta temporada? ¿De qué manera podemos adentrarnos en el conocimiento profundo de nuestra Bruja Interior?

En primer lugar, conectando con nosotras mismas desde un lugar de calma y soledad, desde un lugar de profunda confianza con nosotras mismas y con nuestra propia sabiduría. Pensad que los dos pilares de esta mujer sabia son la soledad y la oscuridad, ya que sin ellos no podría conocerse ni hacer alquimia interior. Recordemos que siempre se nos ha hecho creer (y desde bien pequeñas) que solas y a oscuras nos sucederán cosas malas, que es peligroso, pero esto no ha sido más que uno de los tentáculos del miedo al poder femenino que, recordemos también, es Yin (mucha más oscuridad que luz). Lo femenino es, en esencia, más oscuridad que luz, y es que solamente desde la oscuridad se gesta la vida, las ideas, los proyectos, se hace alquimia.  Trabajando esto dejaremos de temer los ciclos menstruales, dejaremos de temer los nacimientos, dejaremos de temer las muertes y nos daremos cuenta de que TODO es lo mismo. Y en ello nos ayuda este arquetipo que, sin lugar a dudas, es desde donde podemos sentir, ver y manifestar nuestro poder escondido en las raíces del subconsciente.

Todas somos Brujas, tú y yo, todas. Pero venimos de una historia que ha demonizado (nunca mejor dicho) tanto la imagen de la mujer que sabe, de la mujer que sana, de la mujer que se conoce y guía a su familia o su tribu en una forma de vivir más conectada a la tierra, más real, que sentimos miedo. La negamos, nos la negamos, y negándola la arrinconamos en un lugar en el que no la vemos, no la sentimos, no la escuchamos. Y, así, vamos andando la vida desde la razón pero sin el Poder, sin la sabiduría que ella tiene.

Escarbar en nuestro subconsciente, recuperar tradiciones y rituales de nuestras abuelas de la Vieja Europa (y posteriores), volver a sentir nuestra intuición, reconocer las emociones y no censurarlas, sentir que todas somos mujeres-medicina, ¡volver a serlo! Es la misión de nuestra Bruja Interior.

Los elementos del invierno, los animales de poder, la menstruación, la menopausia, los mejores alimentos y hierbas de la época, Yule (solsticio de invierno), las Diosas Oscuras, el descanso, la soledad, la oscuridad, las herramientas de poder, los rituales, la alquimia femenina, las brujas que nos mataron y la sabiduría que, con ellas, quemaron… Son algunos de los principales temas clave para vivir esta época bien despiertas.

A lo largo de este mes y el siguiente iremos tratando algunos de ellos para que puedas adentrarte en esta nueva visión de la vida (y de la muerte).

*Además, si lo que deseas es unirte a nuestro grupo de mujeres #AccesoExclusivoMujer y realizar con nosotras el taller online “Despertar a la Bruja Interior”, en el que vamos a tratar de forma amplia cada tema y a acompañaros en la vivencia, puedes hacerlo, en la sección de actividades de nuestra web.

Bruja es la mujer sabia, conocedora de su poder y de su singularidad, que trabaja con los ciclos de la naturaleza y que, mediante su intuición, es capaz de prever ciertos aspectos de la vida. Recordemos que la escoba de la bruja permite a la mujer obtener el don mágico de volar porque, con su básica funcionalidad de barrer aquello que sobra, no solamente a nivel físico, sino también emocional y espiritual, la mujer sabia elimina de su vida todo lo que ya no le sirve y que le molesta, convirtiéndose así en una mujer liviana que puede elevarse y surcar sus propios cielos, interiores y exteriores.
Y esto es lo que pretendo transmitir en este taller. Esto y más. Deseo que, después de leerlo, escucharlo, trabajarlo, despiertes a tu Bruja Interior.

 

Despertar a la Bruja Interior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *