Mari/Amalur, Sagrada Madre Tierra:

“Amalur

Ama Lurra

Mari

Tierra Madre

Tierra

En la cueva

Y la montaña

En el río

Y en la mar

En el bosque

Y en mi casa

Yo te busco y yo te encuentro

Tierra Madre

Eres mi alma.”

Sandra Román

 

En esta Luna Nueva te propongo celebrar a Amalur: una diosa muy reverenciada por nuestras abuelas del norte de España, en especial de Euskadi. Esta Diosa representa a la Madre Tierra, y dentro de la rueda del tiempo estamos en un momento de agradecimiento (depende de la cultura el ritual de la cosecha se realiza unas semanas antes o después) profundo a ésta.

El mantra de este ritual tiene que ser el reconocimiento de que todo lo que pisas es sagrado, así como también lo eres tú, pues esta es la sabiduría esencial de esta Diosa, y lo que nos viene a enseñar.

 

“Euskal Herria es un país de manzanas, sus mujeres sólo comen manzanas, no beben más que jugo de manzanas y en cualquier ocasión están dispuestas a morder la manzana de la transgresión…”

Pierre Lancre, inquisidor francés.

 

Tal y como dice Sandra Román, la cita de Pierre Lancre nos recuerda a Avalon, lugar sagrado en el que las mujeres reverenciaban a La Diosa y vivían según los Antiguos Misterios. Recordemos lo que significa “comer la manzana”, de forma simbólica, para la religión cristiana, y lo que ello conllevó.

Recuerdo cuando hace más de 11 años, subí a un autobús en un pueblo cercano a Barcelona. Yo iba comiendo una manzana y el chófer me explicó que en su pueblo natal (situado en Andalucía), cuando era joven, estaba prohibido que una mujer comiera manzanas en público, ya que tenía una aura de lascivia y provocación. En aquel momento no lo comprendí del todo…. Ahora sí.

Amalur y Mari son dos nombres para la misma Diosa. Estos proceden de la sabiduría ancestral pagana vasca, del norte de España, y simbolizan el origen del todo, de la Naturaleza. Amalur es la Gran Diosa, de la que procede la Vida y la Muerte, y está custodiada y acompañada por numerosos seres de la naturaleza, llamados “seres etéreos”.

 

“Ella es la vida misma y el espíritu en todas las cosas. Es quien da la vida y quien la reclama cuando nos llega el momento de volver a Su Morada.”

Sandra Román.

 

“… Voy a cantar a la Tierra

Ella nutre todo

Lo que está en el mundo

… la dadora de vida

Y la que toma la vida

Ambas eres tú.”

Homero, “Himno a Gaia”.

 

La diosa Amalur, o Mari, para las gentes de la Vieja Europa, simbolizaba no solamente la Tierra, sino el Universo entero, el Todo.  Nuestras abuelas de la Vieja Europa daban mucha importancia al mundo subterráneo, creyendo que allí se situaba un mundo a parte del que se entraba y se salía hacia el mundo terrenal, el de los humanos. Así, allí abajo podían vivir espíritus, dioses e infinidad de seres sobrenaturales.

 

“Las leyendas reverencian a Mari como oráculo y profetisa. Los devotos buscaban su consejo en la entrada de las cuevas, donde ella podía aparecer si la llamaban tres veces.”

Marija Gimbutas, “The Living Goddesses.”

 

Te propongo poner un altar con un mantel negro o marrón, y velas blancas. Pon un lauburu en el centro, que representa a la Diosa, y representa también a los diferentes elementos:  fuego (velas), agua (cuenco), tierra (piedras, hierbas…) y aire (incienso, romero). Además, puedes colocar los objetos que te apetezca.

Celebrar un ritual en esta luna nueva, reverenciando  a Amalur o Mari es crear un altar para reverenciar a la Madre Tierra.

 

Recuerda que el mantra de este ritual tiene que ser el reconocimiento de que todo lo que pisas es sagrado, así como también lo eres tú.

 

Da las gracias a la Madre por la comida, el agua, el aire, el sol…. Empieza a partir de hoy a agradecer a la Tierra y a todas las personas que hacen posible con su trabajo que tengas delante de ti lo que necesitas. Éste es el mayor ritual que le podemos hacer a Amalur.

 

Puedes cantar o recitar esta oración de Kathy Jones, adaptada y traducida por S. Román:

Madre Nuestra que estás en la Tierra

Sobre la cual vivimos y tenemos nuestro Ser

Alabados sean tus Mil Nombres Sagrados.

A ti honramos y servimos

Comprometiéndonos nuevamente a ser

Guardianas de tu Naturaleza,

Amando y cuidando todo lo que tú has creado.

Danos hoy como siempre los frutos de tu generosidad.

Perdona nuestras faltas

Como también nosotras perdonamos a los demás

Y a nosotras mismas por nuestros errores.

Guíanos en nuestro Viaje a través de la Vida

Sobre este tu bello planeta,

Reflejo de tu Belleza y Abundancia.

Protegiéndonos de todo mal y peligro. Bendícenos, Madre Sagrada y Bendita Seas

Por toda la Eternidad.

Prepara varias manzanas y ponlas en un bol, a tu lado. Después de recitar a Amalur, de bailar, o mientras, cómete una con placer, con gusto, como no pudieron hacer en público durante tantos años nuestras ancestras. Para terminar, ofrécele este manjar a la Diosa también, disponiendo la otra manzana encima del altar.

Si deseas  unirte a nuestro grupo de mujeres #AccesoExclusivoMujer y realizar con nosotras el taller online “Despertar a la Chamana Interior”, puedes hacerlo en la sección de actividades de nuestra web.

*Referencias de la bibliografía de Sandra Román.

Ritual de Luna Nueva – Celebrando a Amalur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *