e-Guía Tradiciones: «Celebrar el Equinoccio de primavera con niñxs»

15,00

La transición del invierno hacia la primavera es el paso de la oscuridad a la luz, del frío al calor, de la vida bajo tierra (la que no vemos) a la vida en la tierra (la que vemos). Es el despertar de un letargo, de un descanso.

En la primavera se despiertan las energías de la naturaleza, pero se adormecen las del
mundo interior. Es la estación del despertar. La naturaleza, la vida, los animales… Todo se restaura en esta estación.

Lo que tienen en común septiembre y marzo, además de ser respectivamente la puerta del
otoño y la primavera, es que nos traen cambio de mitad de ciclo.
En el momento del equinoccio de primavera la luz y la oscuridad se equilibran, la noche y el día tienen exactamente la misma duración, pero a partir de entonces y día tras día el Sol se pone un
poco más tarde, cada día tenemos unos minutos más de claridad: Luz va ganando terreno. Por lo
tanto, energéticamente, es una época de crecimiento, de dinamismo. Es tiempo de creación
y de desarrollo.

En esta e-guía hablaremos de cómo podemos celebrar el Equinoccio con nuestros hijos e hijas y cómo podemos vivir la primavera de un modo profundo y significativo, en familia.

 

Descripción

“El Sol otorga a las plantas luz
porque el Sol las ama.
Así, el ser humano transmite luz del alma
a sus semejantes
cuando los ama.”
Material Waldorf

La transición del invierno hacia la primavera es el paso de la oscuridad a la luz, del frío al calor, de la vida bajo tierra (la que no vemos) a la vida en la tierra (la que vemos). Es el despertar de un letargo, de un descanso.

En la primavera se despiertan las energías de la naturaleza, pero se adormecen las del
mundo interior. Es la estación del despertar. La naturaleza, la vida, los animales… Todo se restaura en esta estación.

Lo que tienen en común septiembre y marzo, además de ser respectivamente la puerta del
otoño y la primavera, es que nos traen cambio de mitad de ciclo.
En el momento del equinoccio de primavera la luz y la oscuridad se equilibran, la noche y el día tienen exactamente la misma duración, pero a partir de entonces y día tras día el Sol se pone un
poco más tarde, cada día tenemos unos minutos más de claridad: Luz va ganando terreno. Por lo
tanto, energéticamente, es una época de crecimiento, de dinamismo. Es tiempo de creación
y de desarrollo.

En esta e-guía hablaremos de cómo podemos celebrar el Equinoccio con nuestros hijos e hijas y cómo podemos vivir la primavera de un modo profundo y significativo, en familia.

 

e-Guía Tradiciones: «Celebrar el Equinoccio de primavera con niñxs»

0 valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.