Inscripciones abiertas.

La Terapeuta Menstrual encarna a la mujer medicina de la vieja Europa. La Sabia que conocía los secretos del ciclo vida-muerte-vida y acompañaba con amor y dedicación a las mujeres de su comunidad. La historia de la sociedad occidental nos arrebató esta figura y, actualmente, el desconocimiento de la sabiduría de la sangre es algo común. Antes las llamaban Mujeres Sabias, Brujas, Chamanas… Y, ahora, en pleno siglo XXI, de manera objetiva y lógica nos presentamos al mundo como Terapeutas Menstruales. Se hace necesario, por tanto, que las mujeres vuelvan a conocer lo que sus tatarabuelas ya sabían, y es que su ciclo menstrual es la puerta de entrada, más cercana, a sus dones y a sus fantasmas. Y que trabajándolo, mirando en su oscuridad, encontrarán la llave que les llevará a poder vivir lo más alineadas posible a su verdadera esencia, a lo que llamamos “Ser esencial”.

La Terapeuta Menstrual es la mujer-guía que sabe acompañar hasta esa verdad, y que lo hace desde la escucha activa, la empatía, el servicio y el respeto (el no-juicio).

La Terapia Menstrual puede resultar un valor añadido, un complemento perfecto para profesionales que trabajan en entornos educativos, o en la sanidad, por ejemplo. Una maestra que realiza su trabajo con la consciencia del acompañamiento respetuoso y que tiene las herramientas para que las niñas de su clase atraviesen uno de los portales más importantes de sus vidas, despiertas y bien aconsejadas, es un valor inmenso a su profesión. Y lo mismo podríamos decir de multitud de profesiones más.

Una formación nueva, pero muy antigua:

Como muchas otras profesiones, la de Terapeuta Menstrual no está regulada legalmente. Por ello, como las Madres de día o las Doulas, nos encontramos en un terreno casi inexplorado, nuevo. Estas profesiones tienen en común el hecho de tratarse de haceres antiquísimos que, actualmente, fruto de la forma de vida en la sociedad del siglo XXI, resurgen por mera necesidad. Antiguamente las mujeres se reunían en las Tiendas Rojas para hablar de sus ciclos, las niñas crecían con las voces de las mujeres de su clan contándose los misterios de su sangre, de sus cuerpos. Ahora, después de tantos años de políticas patriarcales y exterminación de lo femenino, estas prácticas ya no existen, y nuestras niñas se convierten en mujeres adultas desconectadas de sus cuerpos. Por este motivo se hace necesario que aparezca la figura de la Terapeuta Menstrual, una mujer conocedora de la ciclicidad femenina que es capaz de crear espacios para recuperar esta sabiduría y compartirla con las mujeres que se le acercan.

¿Qué es ser Terapeuta Menstrual?

La Terapeuta Menstrual es una mujer que ha estudiado y analizado a fondo su propio ciclo menstrual y que ha desgranado las cuatro grandes fases que atraviesa mes a mes, desde el nivel físico, emocional, psíquico y cultural, para de esta manera poder transmitir todo este conocimiento a otras mujeres.

Dentro de las funciones de la Terapeuta Menstrual están las de crear y dinamizar talleres y círculos de mujeres que ofrezcan los conocimientos y las herramientas para que las asistentas puedan adentrarse en el conocimiento de sí mismas a través de sus ciclos, pero también el acompañamiento en la menarquía, a niñas que se encuentran en el rito de paso de la primera sangre, así como a sus madres en términos de soporte emocional y guía, es decir: ofrecerle a la madre recursos y herramientas para que pueda ser una buena acompañante para su hija, en este tránsito.

Además, la Terapeuta estará preparada para ofrecer servicios individuales, de autoconocimiento profundo a través del ciclo menstrual, y esta es una de las tareas más bellas y delicadas, aunque también muy enriquecedora, que podrá llevar a cabo.

La Terapeuta Menstrual encarna, pues, a la mujer medicina de la vieja Europa. La Sabia que conocía los secretos del ciclo vida-muerte-vida y acompañaba con amor y dedicación a las mujeres de su comunidad. La historia de la sociedad occidental nos arrebató esta figura y, actualmente, el desconocimiento de la sabiduría de la sangre es algo común. Antes las llamaban Mujeres Sabias, Brujas, Chamanas… Y, ahora, en pleno siglo XXI, de manera objetiva y lógica nos presentamos al mundo como Terapeutas Menstruales. Se hace necesario, por tanto, que las mujeres vuelvan a conocer lo que sus tatarabuelas ya sabían, y es que su ciclo menstrual es la puerta de entrada, más cercana, a sus dones y a sus fantasmas. Y que trabajándolo, mirando en su oscuridad, encontrarán la llave que les llevará a poder vivir lo más alineadas posible a su verdadera esencia, a lo que llamamos “Ser esencial”.

La Terapeuta Menstrual es la mujer-guía que sabe acompañar hasta esa verdad, y que lo hace desde la escucha activa, la empatía, el servicio y el respeto (el no-juicio).

Otro aspecto importante es el hecho que la Terapia Menstrual puede resultar un valor añadido, un complemento perfecto para profesionales que trabajan en entornos educativos, o en la sanidad, por ejemplo. Una maestra que realiza su trabajo con la consciencia del acompañamiento respetuoso y que tiene las herramientas para que las niñas de su clase atraviesen uno de los portales más importantes de sus vidas, despiertas y bien aconsejadas, es un valor inmenso a su profesión. Y lo mismo podríamos decir de multitud de profesiones más.

Algunos aspectos importantes:

- El curso es totalmente ONLINE.

- El curso consta de VII Bloques, y se puede ir realizando poco a poco, según el ritmo de cada alumna.

- Los Bloques se irán abriendo quincenalmente, siendo ésta la guía de trabajo de cada tema, pero el acceso al curso será para siempre. Es decir: Tendrás acceso al curso, de manera ilimitada, y podrás hacerlo a tu propio ritmo.

- Importante: Las tutorías y el acompañamiento individual finalizarán tres meses después del inicio del curso. Más allá de esta fecha podrás seguir haciendo el curso y podrás conseguir la certificación, pero no habrá acompañamiento por nuestra parte.

- Una vez finalizado el curso obtendrás una certificación que avalará tu formación como Terapeuta Menstrual, y formarás parte del Grupo de Terapeutas Menstruales de Casa de Luna, recibiendo soporte y ayuda, cuando lo necesites.

Contenido:

Bloque I: Introducción. Qué es una Terapeuta Menstual. Cómo trabaja. Código deontológico.

Bloque II: Comprensión de las 4 grandes fases del ciclo menstrual, desde todos sus ámbitos (físico, mental, emocional y espiritual). Herramientas concretas para el análisis del ciclo menstrual.

Bloque III: Las 4 fases del ciclo menstrual y sus correlaciones. Análisis muy hondo de cada fase (las emociones, la culpa, la sexualidad...). Comprensión de la herida de lo femenino: lo que nos trae cada una de las fases y la cultura en la que vivimos.

Bloque IV: Heridas emocionales propias de cada fase. Identificarlas para poder sanarlas. Heridas emocionales que se transforman en dolores menstruales.

Bloque V: Dinámicas para cada fase. Recursos recomendados para cada fase.

Bloque VI: Alimentación y herbalismo recomendados en cada fase del ciclo. Remedios naturales y uso de plantas medicinales durante todo el ciclo.

Bloque VII: Ritos y rituales. Ritos de paso relacionados con la Sangre. Rituales de conexión con la propia sangre.

Dinámicas de sanación. Ejercicios para el gozo y la plenitud personal. Acompañar a las niñas en su primera menstruación.

Productos relacionados