Desde esta semana que viene incluiré algún aspecto o referencia a la primavera, de manera muy sutil, en el hogar. Estamos en medio del invierno, en muchos lugares hay nieve, en otros no, pero hace frío. Aún así, el 2 de febrero se celebra, desde la antigüedad, esta fiesta apegada a los ciclos de la tierra en la que las personas oraban para que la primavera llegara cuando tenía que llegar, para que no se demorara más de la cuenta, pues su vida estaba en sus manos.

En la pizarra de madera pequeña, el año pasado, por esta época, dibujé una ventana de una casa y unos cuantos brotes que habían crecido entre las nieves. Fue mi manera de, por una parte, integrar en el hogar la energía de Imbolc y, por la otra, compartir con mi hija que la llamada a la primavera es también algo para celebrar, para tener presente en esta época. Me inspiré en la ilustración de la última página del cuento ilustrado “Invierno”, de Gerda Muller, en la que se muestra justamente este paso suave pero constante, de unas energías a otras.

A continuación comparto la imagen a la que hago referencia:

“Invierno”, de Gerda Muller

El 2 de febrero cambiaré la página del cuento en la mesa de estación, y dejaré ésta, pues el siguiente paso ya será dar el paso al cuento de la primavera.

 

Pero, ¿qué es Imbolc? ¡Con Imbolc celebramos los 40 días exactos después del parto del Niño/Sol! Es decir, estamos festejando que la Madre Tierra ha salido de la cuarentena.

 

La palabra Imbolc significa literalmente “en el vientre” (de la Madre). La semilla que fue plantada en el solsticio de invierno está creciendo. Oimelc significa “leche de ovejas” debido a que también es la época del nacimiento de las crías. Tradicionalmente Imbolc honra a las semillas que bajo Tierra empiezan a germinar.

Imbolc celebra los días, que visiblemente van siendo cada vez más largos, y nos anima a limpiarlo todo y a prepararnos para la atareada estación que se avecina.

Referencias a Hijas de la Tierra

 

¿Cómo preparar Imbolc desde ahora hasta el 2 de febrero?

  • Prepara un altar en casa para Imbolc con telas de alguno de los colores correspondientes a la época: blanco, naranja y/o amarillo.
  • Coloca velas, son muy importantes para una divinidad del fuego como ella.
  • Pon una imagen de la Diosa, si te apetece:Autoría de la ilustración: @DeviantArt

 

  • Prepara una cajita encima del altar con todo el material para hacer velas, pues seguiremos la tradición precristiana de hacer las velas “de todo el año”, el 2 de febrero.
  • Coloca velas por toda la casa, aunque no encendidas.
  • Prepararemos una poesía que nos guste para recitarla ese día, no olvidemos que es la Diosa de la poesía, también.
  • Prepararemos también una cajita o cestita con paja para hacer, el 2 de febrero, una cruz de Brigit, tradición ancestral irlandesa:

La tradición de confeccionar las cruces de Brigit era llevada a cabo, sobretodo, por los niños, y es que en muchas culturas ancestrales las cruces de este tipo han sido símbolos muy importantes. En la actualidad, tristemente, nos pueden recordar a símbolos terribles como el de los nazis, pero nada más lejos de la realidad, el origen real de estas cruces que el sentido que, sabiondos de la potencia en el inconsciente de las personas que tenían, se le quiso dar en un momento determinado de la historia.

El día dos de febrero podéis poneros delante del altar y explicar a los pequeños lo que celebramos: ¡la mitad del invierno! ¡La primavera está más cerca! Podemos poner música y crear las velas, así como hacer la cruz. La idea es dejar el altar durante, al menos los primeros 14 días de febrero, hasta que vivamos la fiesta del amor.

Este material es una pequeña parte del material de “Crianza Cíclica Invierno (enero)”.

Si deseas celebrar Imbolc con las niñas y niños, transmitiendo su significado original, puedes unirte a “Crianza Cíclica Invierno (febrero)”:

Viviendo Imbolc: Los primeros días de febrero celebramos Imbolc, tal y como hacían nuestras ancestras y ancestros de la Vieja Europa. Aprenderemos cómo vivirlo y celebrarlo con los niños, transmitiendo su significado original.

La Diosa del mes: ¿Cuál era la diosa que trabajaban nuestras abuelas en este mes? Es, claro, la misma a la que rendían culto en Imbolc, la Diosa Brigit. La conoceremos a fondo y extraeremos enseñanzas valiosas para nuestros pequeños.

San Valentín (Lupercalia, Juno Februata): Muchos no saben que esta fiesta es una derivación del ritual pagano del amor, celebrado en las sociedades precristianas. Aprenderemos sus orígenes y propondremos prácticas para vivir en el hogar esta celebración tan bella, a través de historias, rimas, manualidades y un ritual.

Animales de invierno: por qué pueden ser recursos para conectar con el poder interior. Animales representativos de la época y su tótem. Cómo trabajar a cada uno y para qué.

Y si deseas aprender sobre Imbolc desde una perspectiva únicamente adulta, puedes unirte al taller online: “La celebración de Imbolc en la Vieja Europa”.

Crianza Cíclica: Celebremos Imbolc con nuestros hijas e hijos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *